sábado, 13 de diciembre de 2008

¡Un elefante se balanceabaaaa!


El elefante sabe dónde se para, no es tonto...
La otra noche volvía a casa casi sin aliento tras un día de manifestaciones y contramanifestaciones en Bangkok y ocurrió lo que llevaba tanto tiempo esperando: me topé con uno de las decenas de elefantes que pasean por el centro de la ciudad como una atracción turística. Para no abusar, le pagué al dueño del animal 100 bat (2,2 euros) y le pedí que me dejaran tomarle fotos. Sus cuidadores pasearon al paquidermo por las calles de Nana, uno de los barrios rojos de Bangkok. A cambio de unas cuantas monedas, los turistas pueden alimentar al elefante con caña de azúcar y plátanos.
Las ONG protectoras de los animales han pedido a las autoridades que eviten esta forma de humillar al animal, que además vive en un entorno hostil y completamente ajeno a su hábitat natural. "Fíjate en sus ojos, están llorosos, tristes, porque ellos añoran la selva", me comentó un tailandés. También hay quienes justifican en parte su presencia en la capital.
"La Policía no sabe qué pueden hacer con ellos. Si los apresan, tienen que alimentarlos, lo que es muy caro. Prefieren aceptar un soborno de los cuidadores y dejarlos hacer", me explicó el dueño de un puesto callejero.
Desde que Tailandia prohibió la tala de árboles, miles de elefantes, que antes ayudaban a mover los troncos por terrenos de difícil acceso, se quedaron sin trabajo. A mi me recuerda al caso del burro en España, donde tras su desuso en los pueblos se ha convertido en una especie en peligro de extinción. Es triste que algunos animales no tengan más salida que desaparecer o convertirse en atracciones de feria.

Luna sonriente sobre turistas extraviados




El lunes 1 de diciembre de 2008 la luna sonreía sobre el cielo de Bangkok, tal como aparece en la foto de arriba. Una amiga tailandesa me dijo que era una señal propicia, el anuncio de que algo positivo pasó esa noche o en los días sucesivos. Yo no sé. Pasé ese día con los españoles extraviados por la ocupación de los aeropuertos de la capital a manos de los manifestaciones antigubernamentales. ¿Resultó algo positivo de mi experiencia? No lo sé. Para los turistas, sí, después de que el presidente Zapatero les enviase los aviones para rescatarlos. Pero ni el plan de repatriación ni la luna sonriente calmaron los ánimos encrespados. Un tipo con cara de perro llegó a dale un manotazo a mi cámara. "Te lo he dicho por quinta vez -espetó-, no quiero fotos". Pues, hijo, yo a ti era la primera vez que te veía. Por descontado, no tengo foto del energúmeno con cara de almorrana. Otros, cierto, se portaron mejor en incluso dieron las gracias.
Luego llegaron las peleas y discusiones porque la mayoría se empeñó en subir en el primer avión. Parecían escolares avalanzándose sobre columpios. ¡Yo primero! El momento más denigrante llegó cuando una embarazada tuvo que ceder su sitio a los que se empeñaron en subir a toda costa en el primer avión. Igual de eso, mitad desprobración mitad incredulidad, se reía al luna.


Policía tailandesa improvisó un dispositivo de seguridad para pasajeros españoles

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Tailandia, entre las mareas amarilla y roja


Manifestantes antigubernamentales cerca de la sede del Gobierno

BAngkok, 3 de diciembre de 2008.



Tailandia se ha librado de las manifestaciones amarillas de los antigubernamentales, pero ahora quedan los que, vestidos con el color rojo, reivindican la legitimidad del Ejecutivo inhabilitado por el Tribunal Constitucional.
En las últimas 48 horas, los seguidores de la Alianza del Pueblo para la Democracia (APD) han desalojado la sede del Gobierno, que ocuparon el pasado agosto, y los dos aeropuertos de Bangkok, cerrados desde la semana pasada.
Los cerca de 300.000 turistas afectados recibieron con júbilo la inesperada noticia.
El fin de las protestas se produjo horas después de que el Constitucional disolviera a tres partidos de la coalición del Gobierno e inhabilitara por cinco años al primer ministro, Somchai Wongsawat, y a otros miembros de su Gabinete por haber cometido fraude electoral en los pasados comicios de diciembre de 2007.
Sin embargo, los líderes de la APD, que utiliza el color amarillo como seña de identidad, han amenazado con volver a tomar los aeródromos de la capital si el próximo Ejecutivo vuelve a estar representado por otros políticos de la coalición, a la que acusan de corrupción.
El fallo judicial cayó como un jarro de agua fría sobre los seguidores del Ejecutivo, quienes ataviados con camisetas rojas se concentraron en la sede judicial para protestar contra el Constitucional. Al medio día, se trasladaron a la explanada frente la sede de la Gobernación de Bangkok, donde han montado un escenario.
Esta mañana sólo quedaban unos pocos que, tras pasar toda la noche a la intemperie, mostraban una mezcla de cansancio y de determinación por luchar por lo que consideran una causa justa.
Los manifestantes, que se hacen llamar la Alianza Democrática contra la Dictadura (ADD), indicaron que esta tarde volverán a reunir a miles de personas para expresar su respaldo al Ejecutivo.
"Estamos aquí para defender a la democracia contra un grupo, el APD, que pretende derrocar a un Gobierno que cuenta con el apoyo mayoritario de la sociedad tailandesa", me explicó Pisit Dabsomdej, un profesor jubilado de 63 años.
"Ellos cuentan con el favor de la elite, del estamento militar y de los jueces, por eso han conseguido que la Justicia derroque en unos pocos meses a dos jefes del Gobierno y que el Ejército no impidiera la ocupación de los aeropuertos", lamentó.
El Tribunal Constitucional también provocó en septiembre la caída del ex primer ministro Samak Sundaravej, acusado de incompatibilidad por trabajar en un programa culinario siendo jefe del Ejecutivo.
Un simpatizante de la ADD, que prefirió permanecer en el anonimato, sugirió que los activistas antigubernamentales también cuentan con el respaldo de las familias cercanas a la monarquía.
"Se sienten amenazadas por la nueva elite económica representada en el Gobierno, que son los mismos políticos que derrocó un golpe de Estado hace dos años", subrayó.
Wongsawat y Sundaravej, igual que hicieran sus aliados antes del golpe militar, se ganaron el favor de la población rural, la más empobrecida y la mayoritaria del país, mediante políticas de acceso casi universal a la sanidad y la concesión de préstamos a bajo interés.
Sin embargo, los partidos del Ejecutivo también se han visto salpicados por casos de corrupción y fraude electoral y la Alianza antigubernamental los acusa de ser unos títeres del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en el golpe militar de 2006 y condenado a dos años de cárcel por un tribunal tailandés.
Shinawatra, que se encuentra exiliado en Dubai, ha advertido de que el antagonismo en la sociedad tailandesa puede degenerar en un baño de sangre.
La solución de la APD, por su parte, es limitar el sistema electoral, ya que consideran que la mayoría rural no está formada para ejercer este derecho democrático y es susceptible de la compra de votos.
En este momento, solamente el venerado rey, Bhumibol Adulyadej, cuenta con la autoridad suficiente para acabar con una crisis que ha dividido profundamente a Tailandia y que no ha culminado, como muchos vaticinaban, con una nueva asonada militar.

Los atentados con explosivos, las cargas policiales y las trifulcas entre los grupos rivales han causado media docena de muertos y cientos de heridos.
"A diferencia de otros momentos en nuestra historia, ahora el problema consiste en que las tensiones políticas enfrentan a grupos civiles entre sí y no contra el Gobierno o el Ejército", sentenció una periodista tailandesa.

Ambos grupos representan a dos caras de la misma sociedad y utilizan parecida parafernalia.
Mientras que la APD agita manoplas en forma de mano, las de la UDD son pies. Por lo demás, las manifestaciones de ambos ofrecen el mismo panorama: mítines políticos amenizados con música en directo, a cuyos sones bailan mayores y niños.
Y sabrosa comida tailandesa y masajes para mimar a los manifestantes. Alea jacta est!



Manifestantes seguidores del Gobierno tailandés en la sede judicial

Escucho música de camino a la manfifestación


Manifestante en Aeropuerto de Bangkok

Poramat Artvilai, Mookdawan Buathong, Mohammed Sawawy o Joe Gibney. Nombres de personas que me relatan parte de su biografía, sus motivos y sus metas. "Yo quería viajar a Meca", "luchamos contra un Gobierno corrupto", "muestro mi respaldo por los manifestantes".
Mientras bajo en el tren elevado en Bangkok, en dirección a las manifestaciones de la Alianza antigubernamental, escucho en mi Ipod, ese MP3 complicado, a la mexicana Julieta Venegas.
"Porque no supiste entender a mi corazón... no tuviste el valor de ver quien soy... porque no escuchas lo que está tan cerca de ti... No voy a llorar a para decir que lo no merezco, porque es probable que lo merezco, pero no lo quiero, por eso me voy".
La prensa es mentira, las noticias son mentirijillas que ni siquiera son piadosas. Nunca imaginé que la mentira podía ser tan idéntica a la verdad. Vamos, igual igualita.
La realidad se reinventa, ¿verdad Borges: "Pierre Menard, autor del Quijote"?
Amigos y enemigos, un saludo.

Viajeros versus turistas

"Yo siempre como en los puestos de la calle y me hospedo en albergues", me contó un estudiantes alemán que me encontré en Sukhothai, considerada la cuna del Reino del Antiguo Siam y la moderna Tailandia. "Recalé en Sukhothai de casualidad, me dirigía a Chiang Mai y decidí pararme en esta ciudad".
A este tipo de visitantes yo los llamo "viajeros" en contraposición a los "turistas". Para mí un viajero es aquél que no se pliega a las rutas que le marcan las agencias de viaje, no se aloja en caras cadenas hoteleras ni come en restaurantes de postín, regentados por extranjeros. Un viajero come en los restaurantes y en albergues locales, la mayoría propiedad de los oriundos del país.
La mayoría de los viajeros son "mochileros", pero no todos los mochileros son viajeros. Una condición del viajero también es interesarse por la cultura del país y respetar su identidad y el medio ambiente. Yo he visto a muchos mochileros dejar los litros de cerveza vacíos y sus basuras en cualquier esquina.
Viajar es una actividad de disfrute, pero no sencilla. Hay que hacer los deberes antes de visitar el país o la región en cuestión, lo que resulta difícil con el ritmo de vida que llevamos. Internet, por supuesto, facilita mucho esta tarea. No es malo ser turista, yo lo he sido, pero le quita mucho encanto al descubrir nuevos territorios y gentes.
Patrick Remmel, el alemán, y yo atravesábamos en bicicleta la fascinante ciudad histórica de Sukhothai cuando paró un autobús lleno de turistas. Se bajaron del autobús con ansias de estirar las piernas y tomar fotografías. En este caso eran bastante ordenados. Pero muchas veces los grupos de los viajes "organizados" se comportan como hordas que avasallan con todo lo que se encuentran a su paso, para la alegría de los vendedores de "souvenires".
A un viajero no le importa perder el tiempo ante un monumento de belleza antigua y misteriosa, recrearse en él. No tiene que acumular el mayor número de lugares visitados por días, como si se tratase de recoger caramelos al pasar la carroza de los Reyes Magos.
Pero Remmel, ¿cómo puedes desconocer quién fue Erwin Rommel, tu afamado compatriota, con lo que se parecen vuestros apellidos? ¿No teníais películas de sobremesa en Alemania? Que raro.


Este templo está realmente en Sri Satchanalai, que fue parte del Reino de Sukhothai.



jueves, 27 de noviembre de 2008

El amigo americano en Tailandia

Allí estaba él, un caucásico oriundo de la gran potencia mundial mano a mano con los manifestantes atrincherados en el aeropuerto de Bangkok. "He perdido mi avión, pero no me importa. Éstos luchan por sus derechos y contra la corrupción y yo me he unido a ellos", me dijo Joe Gibney, un ex veterano de la Guerra de Vietnam que, tras trabajar unos años en aerolíneas de su país, se ha metido a profesor de inglés en China.



"Si hubiera más gente con el coraje de los manifestantes tailandeses, los Gobiernos no se saldrían con la suya cuando actúan deshonestamente", me dijo Gibney, quien llevaba un pañuelo amarillo, el color de las protestas antigubernamentales en Tailandia, en la gorra, otro en el cuello y hasta un collar budista (recordemos, la religión mayoritaria en este país).
Después de tanta mala prensa en los medios occidentales, a los manifestantes les hizo mucha gracia encontrarse con un acérrimo simpatizante del otro lado del Pacífico.
Quizá cuando la Policía carge contra los manifestantes para dispersarlos del aeropuerto internacional de Bangkok, a mi amigo americano ya no le hagan tanta gracia las protestas. O igual el Ejército da un golpe de Estado, como pretenden los dirigentes del movimiento, y Joe podrá participar de la alegría de los manifestantes.
Los seguidores de la Alianza del Pueblo para la Democracia (APD) iniciaron las protesas el pasado mayo y, tres meses más tarde, ocuparon la sede del Gobierno en Bangkok. La crisis ha provocado ya varios muertos y cientos de heridos. Miles de turistas están atrapados en Bangkok por la cancelación de los vuelos. La economía se está resintiendo.
¿Por qué? La Alianza quiere expulsar al Ejecutivo porque lo consideran corrupto y un títere del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto mediante un golpe de Estado en 2006. La asonada fue perpetrada por los militares tras meses de manifestaciones de la APD, formada por la élite conservadora. Eso quieren, que la historia se repita y formar un Gobierno mejor..., para ellos.
Pd: Tienen razón los manifestantes en que Thaksin está acusado de varios delitos de corrupción y que utilizó el poder para forrarse.

El hambre de las semillas inteligentes


El pueblo igorot ha sobrevivdo durante generaciones gracias a su habilidad de arar campos de arroz sobre terrazas en el norte de Filipinas. Incluso durante los duros años de la Segunda Guerra Mundial y en la crisis del arroz hacia los años 70, los igorot no padecieron la falta de alimentos gracias a sus campos de cultivo.
Sin embargo, esta relativa autosuficiencia peligra por la llamada "agricultura moderna". El Gobierno filipino lleva años introduciendo variedades de semillas más productivas, modificadas genéticamente, así como fertilizantes y pesticidas. Estas semillas inteligentes han acabado con las variedades autóctonas de muchos lugares, lo que supone una pérdida inconmensurable para el ecosistema.
Por otra parte, las plantas transgénicas no se pueden reproducir. Son creadas con esta "discapacidad" en los laboratorios de las multinacionales por dos razones. La primera es que no quieren que alguien se dedique a producir gratis las semillas que tantas horas investigación e inversión les ha costado; la segunda es que si estas especies alteradas genéticamente se extendieran, los efectos serían impredecibles.
En cada cosecha, los igorot tienen que adquirir las "semillas inteligentes", los fertilizantes y los pesticidas. Así es como han dejado de ser autosuficientes y depender de empresas radicadas a miles de kilómetros. Ya saben, la investigación científica al servicio del ser humano.




Un campesino ara un campo de arroz en un lugar paradisíaco al sur de Filipinas

martes, 11 de noviembre de 2008

La niña de la foto






"Soy la niña que corría para escapar del fuego del napalm. No quiero hablar de la guerra porque no puedo cambiar la historia. Sólo quiero que recordéis la tragedia de la guerra para que dejéis de luchar y mataros en todo el mundo. He sufrido mucho de dolores psicológicos y físicos. A veces pensé que no sobreviviría, pero Dios me salvó y me concedió fe y esperanza. Incluso si pudiera hablar con el piloto que dejó caer las bombas, le diría que no podemos cambiar la historia, pero que podemos hacer muchas cosas para promover la paz en el presente y en el futuro".


El nombre de la niña que corre en la fotografía es Kim Phuc. En 1972, un avión estadounidense bombardeó por error su aldea, cerca de la antigua Saigón. Kim sufrió quemaduras de tercer grado en el 35 por ciento de su cuerpo y tuvo que pasar ingresada 14 meses en un hospital. Sobrevivió casi por milagro a las terribles heridas del napalm, que son las bombas incendiarias. Tras la guerra de Vietnam, pasó penurias económicas y fue utilizada por el régimen comunista como un medio de propaganda. Hasta el final, Kim tuvo siempre presente dos cosas: que perdonaba a los que la quemaron viva y que lucharía para evitar las guerras del futuro.

No hemos aprendido nada. Ahora la situación es peor. Porque la brutalidad de la guerra queda oculta en las asépticas imágenes de la CNN filtradas por el Pentágono. Aunque, no lo dudéis, todos los días amanecen con decenas de Kim Phuc.



"y sentía que un alarido infinito penetraba toda la naturaleza" (Edvard Munch, 1893)

¿Cuando descubriste que la tierra es plana?

Ésta es la pregunta que Thoma L. Friedman realizaba a sus interlocutores mientras investigaba para su libro "La tierra es plana". En esta obra, el veterano periodista estadounidense expone los cambio geopolíticos, sociológicos y, sobre todo, tecnológicos que han llevado a la convergencia global de la economía, así como sus implicaciones sicológicas y políticas.

Yo ya entendía el concepto, pero no fue hasta hace poco que me encontré de bruces con un claro ejemplo de cómo se han desdibujado las fronteras entre los países. Compré un billete de avión en Bangkok para visitar a mi familia en España la próxima Navidad. Navegué en Internet desde la capital de Tailandia para buscar ofertas. Al encontrar el mejor precio disponible, pagué con una tarjeta de débito de un banco español.


El trayecto Bangkok-Málaga, con trasbordos en Amsterdam y Madrid, lo realizo a bordo de un avión de la aerolínea holandesa KLM. Desde Málaga hasta Bangkok, con escala en París, vuelo con Air France. Lo gracioso fue cuando consulté el comprobante de banco en Internet. El domicilio fiscal de la compañía que emitió los billetes se encuentra en Atlanta (EE.UU.). Efectivamente, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de 1996.


La globalización o "la caída de las barreras y la convergencia global", como diría Friedman, me ha permitido comprar un billete desde Bangkok a una empresa de Estados Unidos para volar con dos aerolíneas de Holanda y Francia. Cómodamente sentado delante del portátil en mi cuarto-despacho.


Si queréis saber qué ha hecho posible esta transacción simultánea e internacional, incluso las desventajas de esta forma de progreso, leed el libro.





martes, 4 de noviembre de 2008

Viñetas descojonantes sobre Tailandia

Omar Montenegro es todo un artista. Me advirtió de que sus viñetas sobre la cotidianeidad tailandesa resultaban algo depresivas, pero yo me he reído como una loca con su humor negro. Para quien quiera asomarse a la página negra de este exótico país del Sudeste Asiático, pasen y vean: http://www.omarmontenegro.com/cartoons.html (mas son en inglés, ché)

lunes, 3 de noviembre de 2008

Mujeres jirafa y zoologicos humanos



Las "mujeres jirafa" son uno de los principales reclamos turísticos de Chiang Mai, una provincia del norte de Tailandia situada a cientos de kilómetros de las concurridas playas y la bulliciosa Bangkok. Se han escrito muchas páginas en la prensa sobre la explotación turística a la que se somete a estas mujeres, conocidas popularmente como "jirafa" por llevar llevar unos anillos que le alargan el cuello hasta los veinte o treinta centímetros. Sus poblados, según advierten las organizaciones humanitarias, se han convertido en verdaderos zoológicos humanos.
No obstante, la mayoría de ellas se siente bien con la posibilidad de obtener ingresos con el turismo. Supongo que viven con resignación el voyeurismo de los turistas, pero su situación como refugiados en Tailandia no les deja muchas alternativas.

Las "mujeres jirafa" pertenecen a la etnia padaung o kayan, una tribu perteneciente a la etnia karenni que huyó hace casi dos décadas de Birmania a causa de la represión que padecían por el régimen militar de aquel país. El Gobierno tailandés les concedió tierras para asentarse, pero carecen de documentos legales que les permitan trabajar en Tailandia. También han tenido que abandonar el cultivo de arroz, su principal actividad económica en su país de origen, porque carecen de terreno.

Ma Luank, una chica padaung de 25 años y con dos hijos, me contó que no le importan que le tomen fotos y que se sentía feliz con su vida en Tailandia. "Con las figuras y los pañuelos que vendo puedo vivir bien aquí, en Birmanía había mucha pobreza", explicó.

En verdad, a diferencia de otros poblados de refugiados de minorías étnicas, los padaung viven en condiciones decentes, con cabañas amplias y de aspecto saneado.
Llegué a su poblado acompañado de mi madre, mi hermana y una pareja de reciéncasados. Estos mostraron sus reparos a visitar el poblado por respeto a la dignidad de los que alli viven; mi familia se lanzó a la compra indiscriminada de pañuelos y yo comencé a hacer fotos y hablar con ellas. El guía me sirvió de intérprete.

Las niñas padaung comienzan a ponerse los aros de cobre a los cinco o siete años de edad. Es un proceso largo y doloroso. Su finalidad es meramente estética, aunque en Tailandia se ha convertido en una forma de reforzar su identidad cultural. Algunos cuentan que esta costumbre nació como una defensa contra el ataque de los tigres, que también temerían el brillo del cobre. No es cierto que pueden morir si se quitan los aros, pero sí necesitan rehabilitación para recuperar la fuerza de los músculos del cuello.

El alargamiento del cuello mediante anillos también lo practican las mujeres de la tribu karen, otra minoría étnica de Birmania. En su caso, la leyenda dice que, cuando su pueblos fue expulsado de lo que ahora es Tailandia, una princesa se colocó los aros al cuello y prometió que no se los quitaría hasta que recuperaran la tierra perdida. Desde entonces, todas las chicas nacidas en miércoles de luna llena, deberían seguir la tradición. El caso es que algunos han vuelto a sus tierras ancestrales, aunque en calidad de refugiados, que no sé si cuenta en estos casos.
La explotación turística de las "mujeres jirafa" es para algunos un mal menor que les sirve para vivir mejor que otros refugiados, para otros un intolerable abuso por parte de los tailandeses y los turistas del primer mundo. La respuesta no es fácil y, tras hablar con ellos, resultan incluso más difícil juzgar su situación.
Ellas, las únicas que hablan con el turista, parece que prefieren la indignidad y el limbo jurídico en Tailandia a la inseguridad en Birmania.

La casa de los horrores

Me ha llegado la noticia de que me califican vago porque llevo mucho tiempo sin escribir. Pues aquí os mando, en venganza, una sanginaria historia de terror... En el corazón de Bangkok, junto al mítico río Chao Praya, se encuentra un verdadero museo de los horrores. No se trata de figuras de cera, son reales. Como tú y yo, sólo que sin vida,. El guapo de la foto de abajo es el cadáver embalsamado de un hombre descarriado que violó a decenas de mujeres. La foto no es muy buena, pero si lo viérais en persona, hasta os parecería un pobre diablo, que diría: "¿Cómo he terminado así?".


Asesino en su caja
Fetos deformes, cadáveres momificados de asesinos y órganos conservados en formol son algunas de las piezas que se exhiben en este museo forense, en el Hospital Siriraj de Bangkok. Las imágenes y los cuerpos son suficientemente terroríficos, pero las historias que esconden resultan todavía más pavorosas. Así es el caso de Si-Oui, un psicópata de origen chino que disfrutaba asesinando infantes a los que luego se comía.
Al entrar en el museo y ver las figuras que exponían me dio un escalofrío. Un niño, en brazos de su padre, no paraba de berrear ante las esperpénticas y macabros cadáveres de niños y momias que parecía que iban a echar a andar de un momento a otro.
Como no podía ser de otra manera, al preguntar en la recepción si me dejaban tomar fotos, me respondieron que no. En esta tesitura, tuve que obviar los principios deontológicos (una forma esotérica de llamar a la ética) y hacer las fotos de manera furtiva. Una visitante me advirtió de que no podían tomarse fotos... Le dije que yo era periodista y que contaba con autorización. Por la cara que me puso, deduje que no me había creído y me marché diligentemente del siniestro museo, sin tiempo de despedirme de sus ilustres huéspedes.
Ahora, tras varias semanas de aquella visita, me pregunto por qué estaban tan risueños los trabajadores del centro. ¿Se trata simplemente de la imperturbable sonrisa tailandesa o quizá son sádicos necrófilos con el trabajo ideal? Todo un misterio.
Abajo, las imágenes muestran a una familia feliz (o así lo imagino yo), con miembros y/o miembras (que dirían las feministas) de todos los tamaños. ¿No parecen que hablan animadamente entre sí? Una estampa entrañable de la familia perfecta. Para la última foto, pensé en colgar la de un feto/niño bicéfalo, pero no he querido herir sensibilidades y me he decidido por el portento superdotado. ¡Hasta la próxima, chicos! Y buenas noches...

La familia feliz
Perfecto cadáver para el estudio anatómico

miércoles, 8 de octubre de 2008

Los prostíbulos del barrio Padre Burgos

El padre José Apolonio Burgos y García (1837-1872) fue un sacerdote filipino-español ajusticiado por las autoridades coloniales por el garrote vil, tras ser encontrado culpable de sedición en un juicio sumarísimo, en el que sus propios abogados le traicionaron. Considerado uno de los adalides de la lucha contra los colonizadores españoles, ahora da nombre al barrio rojo de Manila.

autor: panoramio

vista aerea calle Burgos

El "barrio rojo" más conocido de Manila se encuentra en la calle Padre Burgos, en el distrito de Makati. Prostíbulos o bares de mujeres alegres, billares, locales de striptease o boxeo de bellezas son las atracciones que ofrece esta calle y las adyacentes. Todo el mundo conoce Burgos en Manila. Es el lugar más apropiado para terminar las noches de borracheras, sin tener que hacer uso de ningún servicio carnal, porque los bares cierran más tarde. Por descontado, también se trata del lugar favorito de los turistas sexuales.

Encuentro un misterio que los lugares donde se practica la profesión más antigua del mundo vayan a caer en lugares con nombres sagrados. En mi pueblo, Lucena (España), la más antigua y tradicional "calle de las putas" se encontraba en la calle Fuensanta. Y el prostíbulo por antonomasia en Lucena se llama "Los Santos". No creo que los "empresarios" que regentan estos negocios hayan elegido el nombre, pero la casualidad no deja de sorprender. Muy desgraciadamente para la Iglesia y los creyentes, claro.

A uno de esos bares de Burgos fuimos mi amiga Chai, Javi, Luis y yo para asistir a un combate de chicas en los que usan guantes gigantes y visten bikines en miniatura. No preguntéis por qué no fuimos al parque o a un museo para entretenernos. Eran cerca de las tres de la mañana y a esa hora los pasatiempos escasean en Manila.

Nada más sentarnos, una chica comenzó a hacerme un masage en la espalda. Le dije que no me apetecía tanto manoseo y, por educación, entablé una conversación con ella. "Trabajo aquí para enviar dinero a mi familia", me dijo la chica, morena de piel y con labios prominentes. Me contó que en su pueblo, en provincias, el trabajo escasea y que en Makati puede ganar más dinero. Pare ellos, los tiempos de crisis son eternos.

Nos tomamos una copa de ginebra que nos cobraron al excesivo precio de 400 pesos (8 dólares o 6 euros). Carajo, tenia que haberme pedido un ron, seguro que es algo más barato. En los mercados del sexo siempre se exeden con los precios, no tienen consideración por los mirones. Encima nos fuimos sin ver el espectáculo porque nos cansamos de esperar.

Resulta difícil de explicar, pero la prostitución es menos soez y siniestra en Burgos. Uno se imagina un submundo de drogas y violencia, cuando muchos extranjeros recién llegados apenas se cercioran de que están en uno de esos "barrios rojos", hasta que una joven le hace proposiciones indecentes de pago. Las chicas no abandonan la sonrisa, no sé si con una mueca postiza o porque saben que algunos expatriados son muy generosos o no controlan el valor del peso filipino.

La prostitución, como la política, la gastronomía o los modales, se observa bajo el prisma de la cultura. Fijaros lo que le pasó al primer ministro de Australia, Kevin Rudd, cuando le pillaron en un local de striptease en Nueva York en 2003, cuando todavía era un aspirante a líder. El político respondió que el garito no le parecía distinto de cualquier bar australiano. Parece que en el país de los canguros los espectáculos de bailes del desnudo están más extendidos. ¿Quién sabe?

lunes, 29 de septiembre de 2008

Texto de Eduardo Galeano

Un texto paradójico del escritor Eduardo Galeano que me envió una amiga venezolana:

Cuando fueron desalojados del Paraíso, Adán y Eva se mudaron al África, no a París. Algún tiempo después, cuando ya sus hijos se habían lanzado a los caminos del mundo, se inventó la escritura. En Irak, no en Texas. También el álgebra se inventó en Irak. La fundó Mohamed al-Jwarizmi, hace mil 200 años, y las palabras algoritmo y guarismo derivan de su nombre. Los nombres suelen no coincidir con lo que nombran. En el British Museum, pongamos por caso, las esculturas del Partenón se llaman 'mármoles de Elgin', pero son mármoles de Fidias. Elgin se llamaba el inglés que las vendió al museo. Las tres novedades que hicieron posible el Renacimiento europeo, la brújula, la pólvora y la imprenta, habían sido inventadas por los chinos, que también inventaron casi todo lo que Europa reinventó. Los hindúes habían sabido antes que nadie que la Tierra era redonda y los mayas habían creado el calendario más exacto de todos los tiempos. En 1493, el Vaticano regaló América a España y obsequió el África negra a Portugal, 'para que las naciones bárbaras sean reducidas a la fe católica'. Por entonces, América tenía 15 veces más habitantes que España y el África negra 100 veces más que Portugal. Tenochtitlán, el centro del imperio azteca, era de agua. Hernán Cortés demolió la ciudad, piedra por piedra, y con los escombros tapó los canales por donde navegaban 200 mil canoas. Ésta fue la primera guerra del agua en América. Ahora Tenochtitlán se llama México DF. Por donde corría el agua, corren los autos. El monumento más alto de la Argentina se ha erigido en homenaje al general Roca, que en el siglo XIX exterminó a los indios de la Patagonia. La avenida más larga del Uruguay lleva el nombre del general Rivera, que en el siglo XIX exterminó a los últimos indios charrúas. John Locke, el filósofo de la libertad, era accionista de la RoyalAfrica Company, que compraba y vendía esclavos. Mientras nacía el siglo XVIII, el primero de los borbones, Felipe V, trenó su trono firmando un contrato con su primo, el rey de Francia, para que la Compagnie de Guinée vendiera negros en América. Cada monarca llevaba un 25 por ciento de las ganancias. Nombres de algunos navíos negreros: Voltaire, Rousseau, Jesús, Esperanza, Igualdad, Amistad.
Dos de los Padres Fundadores de Estados Unidos se desvanecieron en la niebla de la historia oficial. Nadie recuerda a Robert Carter ni a Gouverner Morris. La amnesia recompensó sus actos. Carter fue el único prócer de la independencia que liberó a sus esclavos. Morris, redactor de la Constitución, se opuso a la cláusula que estableció que un esclavo equivalía a las tres quintas partes de una persona. El nacimiento de una nación, la primera superproducció de Hollywood, se estrenó en 1915, en la Casa Blanca. El presidente Woodrow Wilson la aplaudió de pie. Él era el autor de los textos de la película, un himno racista de alabanza al Ku Klux Klan.
Desde el año 1234, y durante los siete siglos siguientes, la Iglesia católica prohibió que las mujeres cantaran en los templos. Eran impuras sus voces, por aquel asunto de Eva y el pecado original. En el año 1783, el rey de España decretó que no eran deshonrosos los trabajos manuales, los llamados 'oficios viles', que hasta entonces implicaban la pérdida de la hidalguía.
Hasta el año 1986 fue legal el castigo de los niños en las escuelas de Inglaterra, con correas, varas y cachiporras. En nombre de la libertad, la igualdad y la fraternidad, la Revolución Francesa proclamó en 1793 la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Entonces, la militante revolucionaria Olympia de Gouges propuso la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana. La guillotina le cortó la cabeza. Medio siglo después, otro gobierno revolucionario, durante la Primera Comuna de París, proclamó el sufragio universal. Al mismo tiempo, negó el derecho de voto a las mujeres, por unanimidad menos uno: 899 votos en contra, uno a favor. La emperatriz cristiana Teodora nunca dijo ser revolucionaria, ni cosa por el estilo. Pero hace mil 500 años el imperio bizantino fue, gracias a ella, el primer lugar del mundo donde el aborto y el divorcio fueron derechos de las mujeres. El general Ulises Grant, vencedor en la guerra del norte industrial contra el sur esclavista, fue luego presidente de Estados Unidos. En 1875, respondiendo a las presiones británicas, contestó: "Dentro de 200 años, cuando hayamos obtenido del proteccionismo todo lo que nos puede ofrecer, también nosotros adoptaremos la libertad de comercio". Así pues, en el año 2075, la nación más proteccionista del mundo adoptará la libertad de comercio. Lootie, Botincito, fue el primer perro pequinés que llegó a Europa. Viajó a Londres en 1860. Los ingleses lo bautizaron así, porque era parte del botín arrancado a China, al cabo de las dos largas guerras del opio. Victoria, la reina narcotraficante, había impuesto el opio a cañonazos. China fue convertida en una nación de drogadictos, en nombre de la libertad, la libertad de comercio. En nombre de la libertad, la libertad de comercio, Paraguay fue aniquilado en 1870. Al cabo de una guerra de cinco años, este país, el único país de las Américas que no debía un centavo a nadie, inauguró su deuda externa. A sus ruinas humeantes llegó, desde Londres, el primer préstamo. Fue destinado a pagar una enorme indemnización a Brasil, Argentina y Uruguay. El país asesinado pagó a los países asesinos, por el trabajo que se habían tomado asesinándolo. Haití también pagó una enorme indemnización. Desde que en 1804 conquistó su independencia, la nueva nación arrasada tuvo que pagar a Francia una fortuna, durante un siglo y medio, para expiar el pecado de su libertad. Las grandes empresas tienen derechos humanos en Estados Unidos. En 1886, la Suprema Corte de Justicia extendió los derechos humanos a las corporaciones privadas, y así sigue siendo. Pocos años después, en defensa de los derechos humanos de sus empresas, Estados Unidos invadió 10 países, en diversos mares del mundo. Entonces Mark Twain, dirigente de la Liga Antiimperialista, propuso una nueva bandera, con calaveritas en lugar de estrellas, y otro escritor, Ambrose Bierce, comprobó: –La guerra es el camino que Dios ha elegido para enseñarnos geografía. Los campos de concentración nacieron en África. Los ingleses iniciaron el experimento, y los alemanes lo desarrollaron. Después Hermann Göring aplicó, en Alemania, el modelo que su papá había ensayado, en 1904, en Namibia. Los maestros de Joseph Mengele habían estudiado, en el campo de concentración de Namibia, la anatomía de las razas inferiores. Los cobayos eran todos negros. En 1936, el Comité Olímpico Internacional no toleraba insolencias. En las Olimpiadas de 1936, organizadas por Hitler, la selección de futbol de Perú derrotó 4 a 2 a la selección de Austria, el país natal del Führer. El Comité Olímpico anuló el partido. A Hitler no le faltaron amigos. La Fundación Rockefeller financió investigaciones raciales y racistas de la medicina nazi. La Coca-Cola inventó la Fanta, en plena guerra, para el mercado alemán. La IBM hizo posible la identificació n y clasificación de los judíos, y ésa fue la primera hazaña en gran escala del sistema de tarjetas perforadas. En 1953 estalló la protesta de la clase trabajadora en la Alemania Socialista. Los trabajadores se lanzaron a las calles y los tanques soviéticos se ocuparon de callarles la boca. Entonces Bertolt Brecht propuso: ¿No sería más fácil que el gobierno disuelva al pueblo y elija otro? Operaciones de marketing. La opinión pública es el target. Las guerras se venden mintiendo, como se venden los autos. En 1964, Estados Unidos invadió Vietnam, porque Vietnam había atacado dos buques de Estados Unidos en el golfo de Tonkin. Cuando ya la guerra había destripado a una multitud de vietnamitas, el ministro de Defensa, Robert McNamara, reconoció que el ataque de Tonkin no había existido. (¿Parecido a IraK?) Cuarenta años después, la historia se repitió en Irak. Miles de años antes de que la invasión estadounidense llevara su 'Civilización' a Irak, en esa tierra bárbara había nacido el primer poema de amor de la historia universal. En lengua sumeria, escrito en el barro, el poema narró el encuentro de una diosa y un pastor. Inanna, la diosa, amó esa noche como si fuera mortal. Dumuzi, el pastor, fue inmortal mientras duró esa noche. El Aleijadinho, el hombre más feo del Brasil, creó las más hermosas esculturas de la era colonial americana. El libro de viajes de Marco Polo, aventura de la libertad, fue escrito en la cárcel de Génova. Don Quijote de La Mancha, otra aventura de la libertad, nació en la cárcel de Sevilla. Fueron nietos de esclavos los negros que generaron el jazz, la más libre de las músicas. Uno de los mejores guitarristas de jazz, el gitano Django Reinhardt, tenía no más que dos dedos en su mano izquierda. No tenía manos Grimod de la Reynière, el gran maestro de la cocina francesa. Con garfios escribía, cocinaba y comía.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Tailandia: El fracaso de la democracia

Tras la caída de la Unión Soviética y el muro de Berlín, parecía que el mundo occidental, con su democracia y capitalismo liberal, había ganado la partida al comunismo. La receta del mercado abierto y el sufragio universal parecía que iba a resolver todos los problemas. Sin embargo, la democracia no ha funcionado en muchos países y en otros han servido para que las élites se enriquezcan más y los pobres languidezcan en la miseria.
Los seguidores de la Alianza Popular para la Democracia (APD) tomaron la sede del Gobierno de Tailandia el pasado 26 de mayo para exigir la dimisión del primer ministro, Samak Sundaravej. El APD, que provocó el golpe de Estado contra el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, acusa al Ejecutivo de comprar votos en las aldeas rurales, donde, en su opinión, la población es "ignorante".





Los seguidores del APD -monárquicos, conservadores y de clase urbana media-alta- cuenta con apoyos entre los grupos de profesionales, el Ejército y los principales líderes sindicales. Los seguidores de la alianza visten con camisetas y pañuelos amarillos, el color de la monarquía, lo que les ha valido el favor del rey. Aunque claman contra la plutocracia y los intereses económicos de Samak y sus aliados, la propia APD también esconde una agenda económica con poco interés en la democracia o en mejorar la vida de los más necesitados.
"Esto es una revolución democrática", me dijo Prapansa Kamoipetch, un profesor retirado de 71 años y en sillas de rueda. No dudo de la convicción moral de los manifestantes. Pero la mayoría de ellos desconocen cual es el plan cuando consigan su objetivo. Y eso que llevan más de tres meses acampados frente al edificio de Naciones Unidas en Bangkok.
Algunos de los líderes de la alianza antigubernamental proponen un nuevo sistema político en el que sólo sean elegidos por sufragio universal el 30 por ciento de los parlamentarios. ¿Quién designa al resto? ¿El rey, el Ejército, la propia Alianza?
Otros abogan por un pacto nacional entre la clase política y un programa de educación en las zonas rurales para evitar que los políticos sin escrúpulos se aprovechen de la "ignorancia" de los aldeanos.
Prachya Sumsonthi, de 29 años, afirmó que sobre la clase política prevalece la "unión del pueblo tailandés" y se mostró contrario a los enfrentamientos con los seguidores del Gobierno, como ocurrió el 1 de septiembre. Una persona murió y 40 resultaron heridas.
El primer ministro declaró el estado de excepción en Bangkok, lo que no ha servido para dispersar a los manifestantes y tampoco se ha notado apenas en la vida cotidiana de sus habitantes.
Tailandia se encuentra en una encrucijada. Los que ganan las elecciones se enriquecen ilícitamente y los que buscan la ética política huelen a dictadura. Tailandia es un país con una economía dinámica y una amplia clase media en los centros urbanos. Su crecimiento ha sido notable en los últimos años. Sin embargo, la buena marcha económica peligra sin un mínimo de justicia social y respeto a las instituciones políticas. Por no contar los efectos negativos sobre el turismo, uno de los principales sectores de Tailandia.
Confío en que la actual crisis desemboque en el fracaso de la democracia en Tailandia.

sábado, 30 de agosto de 2008

Comida gratis y música en las protestas de Bangkok

Las protestas de Bangkok, a pesar de alguna carga policial que otra, transcurre con ambiente festivo, comida gratuita y conciertos de música. El martes 26 de agosto, las manifestaciones dieron un giro al tomar el palacio gubernamental como medida de presión para provocar la caída del Gobierno.
Las personas atrincheradas en el recinto gubernamental reponen fuerzas con un variado menú que incluye pollo al curry, pescado, sopa, verduras y arroz, que ofrecen también a los turistas y curiosos que se acercaban a echar un vistazo.

Manifestantes en explanada frente a la sede del Gobierno tailandés
El jefe del Gobierno, Samak Sundaravej, amenazó con el empleo de la fuerza para acabar con la invasión del palacio, pero unas horas más tarde anunció que prefería utilizar la estrategia de desgaste contra la revuelta político-festiva.
"La ocupación de la sede del Gobierno es una revolución democrática", insiste Prapansak Kamicpetch, un profesor universitario jubilado.
Prapansak, de 71 años, se ha plantado con su silla de ruedas en la puerta principal del palacio gubernamental y asegura que no se moverá de ahí hasta que Samak dimita.


Familia descansa tras varios días de protesta
Las protestas callejeras comenzaron el pasado mayo, cuando los seguidores de la Alianza del Pueblo para la Democracia montaron un campamento y un escenario frente al edificio de Naciones Unidas.
Acusan al Gobierno de corrupto, desleal a la Corona y de ser un títere al servicio del ex mandatario Thaksin Shinawatra, depuesto en septiembre de 2006 mediante un golpe de estado.
Respaldada por la elite conservadora y sectores del Ejército, la alianza, que explota la propaganda monárquica y nacionalista para ganarse la simpatía del público, pretende que el rey designe un gobierno de transición.
Los manifestantes, la mayoría de ellos vestidos con camisetas y pañuelos amarillos, el color de la monarquía, se protegen del sol abrasador bajo toldos, bajo los que dormitan, comen, charlan o escuchan los discursos de sus líderes.
Sin encontrar resistencia, los manifestantes han extendido sus dominios hasta algunas dependencias oficiales, más allá de la explanada en la que en circunstancias normales, la guardia de honor y el jefe del Gobierno reciben a los ilustres invitados.
Los organizadores reparten continuamente comida, agua y también ropa interior femenina para que las manifestantes puedan cambiarse sin necesidad de tener que ir al hogar para hacerlo.
Un grupo de monjes budistas se ha sumado a la manifestación y escucha los discursos sentado entre incienso ardiente, a la que vez que contribuye a la fiesta con la preparación de platos vegetarianos para los hambrientos manifestantes.

Policía se retira de las zonas de la protesta
Los vendedores ambulantes han aprovechado la coyuntura para instalar puestos de gorras, pañuelos y camisetas de color amarillo en las calles adyacentes al palacio, por las que familias enteras pasean alegres como lo harían por una verbena.
Por la noche, los discursos dan paso a la música y sobre la explanada situada frente al palacio, la gente baila y salta al son de las canciones que interpreta un grupo de rock tailandés subido en un enorme escenario instalado frente al edificio del Gobierno.
Los tailandeses acompañan las notas de las guitarras y la batería agitando una especie de manoplas como si se tratase de enorme castañuelas andaluzas.
Todo parece tranquilo, pero algunos de los manifestantes, pertrechados con cascos, palos de golf y bates de béisbol recuerdan que la fiesta podría convertirse en un baño de sangre. Por ahora, los más de 3.000 policías desplegados no se han excedido en el uso de la fuerza contra los asaltantes del palacio, que llegan a superar los 20.000 en algunos momentos.

El hombre ha muerto en la noche de Bangkok



El hombre muere en la noche de Bangkok. Los vasos de llenan de cicuta y brindamos para olvidar el presente. La fiesta nos arrastra hasta lagunas de olvido. Las risas suenan metálicas, los ojos se descorchan y la fiera despierta. Luces de neón. El hombre ha muerto. Hetairas en las esquinas de la barra. ¡Más cicuta!

jueves, 21 de agosto de 2008

La fatiga del turista

Los profesionales del turismo en Tailandia sufren la denominada "fatiga del turista". Desde los dependientes de hoteles, vendedores ambulantes hasta los conductores de taxis están saturados de turistas "peseteros, neocoloniales y psicóticos".

Así lo describe la guía de viajes Lonely Planet. Me pareció muy lógico que ocurra en un país que recibió el año pasado más de 14 millones de turistas, de todos los tipos y colores.

El citado libro de viajes, uno de los más documentados y actualizados del mercado, también repasa una serie de timos y estafas cometidos por tailandeses a costa de turistas desprevenidos. Sin embargo, no hay término que defina el cansancio y la impotencia del turista ante estos casos.
Yo, aficionado a este tipo de lides, experimenté el timo del tuc-tuc, que es un tipo de motocarro adaptado para transportar pasajeros en la ciudad.

Tras visitar el Gran Templo Real de Bangkok, calado por la incesante lluvia, se me ocurrió preguntar a un granuja la dirección de un templo budista.

-Al templo.... Vaya está cerrado. Pero yo conozco otro que sólo abre hoy. Es tu día de suerte. Puedo conseguirte un medio de transporte hasta allí por muy poco dinero. También te llevará a ver a una sastrería donde trabaja mi amigo y luego te deja en la estación.

Todo esto por unos 30 bat (cerca de 1,8 dólares o 1,3 euros).




El estupendo medio de transporte era uno de esos mototaxis o tuc-tuc. Primero llegamos a un templo-escuela, donde los monjes asistían a clase. Había dos habitaciones con sendas figuras de Buda, uno reclinado y otro en la posición de loto. Incluso pude conversar con uno de los guardas del recinto, quien me explicó que los recién llegados a la ciudad visitan este lugar para obtener suerte en sus empresas.
La próxima parada fue la sastrería. Nada más entrar, un empleado me llevó directo a una habitación donde me sentó delante de un libro de fotografías de modelos con traje.

-¿Qué tipo de traje quieres?
-No, en realidad ahora no necesito traje. Más tarde podría interesarme... ¿tiene tarjeta?

El empleado comenzó con una estrategia agresiva de márketing.

-Mira, por ser tu día de suerte, te hago un traje a medida Giorgio Armani (¿sabes quién es Giorgio Armani?). Un precio especial.
-No, ahora no tengo dinero.
-¿De verdad? Escucha. 8.000 bat (240 dólares o 170 euros). Pero la oferta termina mañana.
-¿Ah, sí? ¿Cuánto costaría ese traje en un día ordinario?.
-24.000 bat.

Tras unos cuantos intentos y estrategias de venta infructuosos, el tipo se levantó de forma vehemente y me dijo que le siguiera. Agarró de un cestillo varios jabones y los colocó debajo de mis narices.

-A ti lo único que te interesa es venderme cualquier cosa. ¿verdad?
-Sí

Al menos, el cabrito lo reconoció.

Con el zumbido de la mosca detrás de la oreja, me monté en el tuc-tuc. Paró enfrente de una joyería. Entré con paso tiento. Un señor de barriga prominente y cara de pesetero y dos jóvenes me escrutaron cuidadosamente.

-¿En qué tipo de piedras está interesado?
-Lo cierto es que no sé muy bien qué hago aquí- dije con razón, porque la parada en esta tienda no entraba dentro del trato.

Ante mi honesta respuesta, el dependiente se negó a dirigirme la palabra en el rato que estuve allí. Incluso cuando me interesé por unos collares que parecían de rubíes. Salí de la tienda con sus miradas clavadas en mi nuca como guadañas.

Le dije al conductor del tuc-tuc que se acabaron las visitas a tiendas, ahora quería ir directo al templo prometido o me buscaría un taxi. El otro comenzó con la cantinela del cupón. A cada tienda que llevan a turistas, potenciales víctimas de trajes de precios inflados y venta de piedras falsas, ellos se ganan un cupón de 50 bat para gasolina. Ésta es la letra pequeña del trato.

-Yo te ayudo y tú me ayudas- me espetó el conductor del mototaxi.

Mientras, yo me bajaba del motocarro en busca de un taxi. Ya había tenido bastante del timo del tuc-tuc. Más tarde, para mi sorpresa, leí este tipo de engaño al turista en la Lonely Planet. Un consejo: leed las guías antes de llegar al lugar, si es posible, o al menos los consejos sobre timos y estafas. La experiencia es interesante, pero mejor ir prevenido.


Bangkok

Llevo una semana y media en Bangkok. En realidad, casi no he salido de la calle Sukhumvit, unos de los centros más bulliciosos de la capital tailandesa. Repleta de puestos ambulantes de películas y ropa piratas, comida tailandesa, árabe y chulos. Esos chulos de "princesas de salario y esquina", como diría el cantautor Joaquín Sabina.

Aunque en esta parte del país se practica la caza al turista o al extranjero (no distinguen si vienes a trabajar o a qué otros menesteres te traen por aquí), la mayoría de los tailandeses te reciben con una hospitalidad exquisita. Sus modales y sonrisas son cautivadores, incluso en el ambiente de Sukhumvit, donde el turismo sexual se palpa en el aire.

Mi piso se encuentra en una bocacalle, a las que llaman Soi, de esta arteria de la ciudad. Incluso desde un piso 17 puedo sentir la contaminación atmosférica y acústica de las obras y el tráfico. Todo se me olvida con el fragante olor de las sopas tailandesas, con su variedad de ingredientes y especias. Un poco picante, mejor.

La prostitución... No es como uno la imagina en España, por ejemplo. Es, como diría, más apta para todos los públicos. Quizá porque se trata de una profesión casi institucionalizada en el país. Me pregunto si la abolición de la poligamia a principios de siglo tiene algo que ver...
Lo cierto es que en el Barrio Rojo de Bangkok, la clientela es japonesa, coreana, estadounidense, australiana y europea en su mayoría.

El otro día viví anécdota graciosa con una transexual. Andaba yo por la calle, cerca del albergue donde me alojaba. Era de noche y la vía estaba oscura. Se veían pocos transeúntes. Se me acerca una chica gordita y me dice:

-Psss. ¿Cómo estas?- y me agarra del brazo.

-No gracias

-¿Por qué?

-Soy gay y estoy comprometido- le dije para que me dejara tranquilo.

Fue la clave. Entonces ella, loca de contenta, comenzó a decir a voces, presa de la emoción, con marcado acento tailandés (como un chino más musical):

-¡I have cock, I have cock!. I can fuck you- empezó a gritar repetidamente como un loro, mientras me perseguía loca de contenta.

Una traducción libre y descafeinada sería: "¡Tengo pene, tengo pene. Te puedo sodomizar!"

Por suerte, se cansó pronto de seguirme y se marchó. Juro que era imposible saber que era un transexual. Parecía una chica gordita como otra cualquiera.

El quinto día me lo tomé de descanso y fui a visitar el Gran Palacio Real y el Templo del Buda Esmeralda. Ahí van algunas foticos:



Vista del Gran Palacio Real en la capital de Tailandia


El gran demonio custodia una de las salidas del palacio




Detalle ornamental y guardián del altar en segundo plano



martes, 12 de agosto de 2008

Español expulsado de Filipinas por escándalo publico en aeropuerto

(inspirado en hechos reales)

Manila, 7 ago (MKGO).- Un joven de nacionalidad española fue expulsado hoy de Filipinas tras protagonizar un escándalo en el Aeropuerto Internacional de Manila, donde tuvo que ser reducido a la fuerza tras increpar a los agentes del control de aduanas.
Gaspar Ruiz-Canela, de 28 años, ha sido declarado "persona non grata" por las autoridades filipinas y no podrá volver al país asiático por haber cometido varios delitos de desorden público, desacato a las autoridades e injurias a la República, informaron fuentes policiales.
El jefe de la Policía del aeropuerto, Richy Enguardia, afirmó en una rueda de prensa que el ciudadano español insultó "sin motivo aparente" a los agentes de aduanas, llamándolos "ladrones, corruptos y caraduras".
Según Enguardia, Ruiz-Canela comenzó a vociferar contra los policías, lo que alarmó al resto de los pasajeros y provocó un revuelo durante unos pocos minutos en torno al control de equipajes.
"Los agentes estaban realizando un registro rutinario de las pertenencias del súbdito español, que iba a tomar un avión para Bangkok, cuando éste perdió el control debido a los nervios", señaló el jefe de Policía.
Varios testigos aseguraron que Ruiz-Canela, a gritos, culpó a la corrupción del atraso social de Filipinas e incluso trató de hacer partícipes de su protesta a otros pasajeros que se encontraba en el lugar, lo que pudieron impedir los agentes.
Esposado, el ciudadano español fue arrastrado hasta un avión con la advertencia de no volver a pisar nunca tierras filipinas.
"Que os den por el culo", espetó como despedida Ruiz-Canela, quien tenía el ojo hinchado a causa de una caída accidental en el lavabo, según los policías.

Vuelo Manila-Bangkok, 7 de agosto de 2008

País de mierda. No me extraña que nadie encuentre la causa y mucho menos la solución a lado pobreza de Filipinas, pues es que están podridos de corrupción. Eso es lo que ocurre en esta mierda de país. Me he puesto a escribir esto en el avión porque no quiero que se me olvide..., y juro que éstos se van a enterar de una forma u otra.
Primero me llegó la soplillos ésa con cara de patata y me dice que mi visado había expirado. Mentira cochina. Yo no hice más que señalarle el sello que decía "10 de agosto". Pero la guarra, erre que erre, que mi visa caducó hace dos días. Le tuve que pagar 2.500 pesos. Vale, que los pague la empresa.
Luego me viene el cara bonobo del detector de metales y me hace enseñarle la cartera. Se les iluminaron los ojos al desgraciado cuando vio un fajo de billetes. Joder, llevaba ahí la mitad de la fianza del piso y la otra mitad estaba en la mochila.

-¿Cuánto dinero llevas ahí? (en la cartera)
- Unos 20.000 pesos (454 dólares o 294 euros)
- Eh- llamó a los que controlaban mi maleta y la mochila y los llama.
- ¿Puedo registrar tus bolsas?
- No, primero voy a llamar a mi jefe para informarle, ¿vale?

Les dije que era periodista, pero les podía más la avaricia. El muy gilipollas quería hacerme creer que no se podía sacar del país mas de 10.000 pesos. Me registraron todas mis cosas como si fuera un criminal. Todo estaba calculado para sacar algún dinero extra.
Cuando vio que en la mochila tenía otro sobre con dinero en efectivo, el cabrito con cara de bonobo llamó a sus compañeros. Varios policías, putillas y prostituidos de la ley, me rodearon ávidos de papeles del banco. Yo agarré todo mi efectivo y no lo solté en todo momento. Ellos se agitaban como buitres en derredor mío.

-¿No sabes que no se puedes sacar del país más de 10.000 pesos?
- No, ¿dónde está escrito eso?
- Pues hay carteles en el aeropuerto, pero no los habrás visto por las prisas.
- Mira, soy periodista y este dinero es la fianza de mi piso. Lo he ganado legalmente y me pertenece. ¿Qué problema hay?

Entonces llegó el poli bueno, un guapito que seguramente se pasó la mitad del día mirándose al espejo y la otra mitad, al ombligo. Hablaba poco, el engreído oficial, pero con más autoridad que el resto. Mientras que los otros o intentaban regañarme o incluso se burlaban de mi nacionalidad.

- ¿Español? Mira lo que habéis hecho de mi nariz. ¡Qué grande es!

"Pero sigues teniendo cara de bonobo, zafio"

- El oficial, que es el responsable, te va a dejar ir por esta vez. Vamos a copiar tus datos y, cuando vuelvas a Filipinas, te examinaremos minuciosamente para comprobar que todo está en regla.
- No hay problema. Avisaré a todos mis amigos periodistas para hacerles saber lo bien que me han tratado.
- ¿Cómo le vas a agradecer a mi jefe lo bueno que ha sido contigo?- parecía que todos se arremolinaban más cerca de mí. Los ojos del guapito centelleaban, sostuvo la respiración un segundo y mantuvo esa estúpida y cínica sonrisa de teniente de tres al cuarto. - Gracias
- ¿Qué?
- Que gracias.

Mientras me marchaba, todavía uno insistía en llamarme y se reía. Claramente, me estaba provocando. "Contrólate, contrólate, es sólo un desgraciado vacilón".

(Si desea que Gaspar se gire y se enfrente al policía de aduanas vaya a la página 13, si prefiere que siga su camino sin volverse pase a la 18).


NOTA IMPORTANTE: Este articulo contiene elementos reales y de ficción.

lunes, 11 de agosto de 2008

Lista de la compra: Manila

La inflación arrecia en Filipinas. El kilo de arroz ha subido en los últimos meses desde 20 hasta 35-40 pesos. Y a mí que me importa, si yo no lo compraba...

Supermercado Lanmark:
- Jamón con pimienta (200g) - 115 pesos
- Salsa pesto - 108 pesos
- Una lechuga - 26,15 pesos
- Pimiento amarillo - 31,50 pesos
- Pepinos - 18,50 pesos
- Caja de leche 1L - 60,50 pesos
- Tomates - 39,55 pesos
- Zanahorias - 15,25 pesos
- Bote garbanzos - 15,35 pesos
- Cereales desayuno - 119 pesos
- Margarina - 168 pesos
- Salchichas de pollo - 50,65 pesos
- Lasagna 200g - 75 pesos
- Pizza 280g - 395 pesos
- Pan de molde integral - 61 pesos
- Peras - 115,70 pesos
- Plátanos - 36,80 pesos
- Fideos con pollo - 46,65 pesos
- Botella de vino tinto - 500 pesos

Tiendas Lanmark:

- Camiseta sin marca - 258, 75 pesos
- Pantalón vaquero - 600 pesos

Ministop:

- Bolsa de patatas fritas - 28 pesos
- Botella cerveza Red Horse - 57 pesos
1.000 ml
- Paquete de tabaco Marlboro - 33 pesos

Embassy Club
The Fort Entertainment Center:

- 2 Stoli Vodka Shot + Sprite - 403,94 pesos

Lavandería Wash Club Inc:

1 vaquero
10 calzoncillos
9 camisetas
Juego de sábanas de cama
Total - 401 pesos

Alquiler del piso (37 metros cuadrados). Calle Leviste, Makati City. Manila -16.000 pesos mensuales

Multa por exceder dos días visa en Aeropuerto - 2.500 pesos


1 dolar= 44 pesos 1 euro= 67 pesos

Viaje al cráter de un volcán

"El trabajo del vulcanólogo no es más peligroso que cualquier otro empleo", me dijo Nemesio Pérez, un día en el que lo acompañé a él y a su equipo en un viaje de exploración al volcán Taal, que se encuentra a unos 50 kilómetros de Manila, la capital filipina.

El cráter del Taal es un verdadero hervidero donde un lago interior, de 70 metros de fondo, alcanza temperaturas de 40 grados centígrados. La tierra exhala fumarolas de vapor y gases de hasta 100 grados que convierten la tierra en su derredor en barro hirviente. Yo mismo experimenté su extremo calor al meter por error el pie en uno de estos charcos de tierra candente.

Wikipedia

Polvoriento, tórrido y candente, el Taal es un volcán de gran belleza. Su cráter cobija un paisaje siniestro y casi onírico.

Aunque está activo, el Taal es uno de los principales atractivos turísticos de la zona. Los visitantes deben cruzar en barca el lago que rodea al volcán y, una vez en la ladera de la montaña, subir al cráter a pie o a caballo. Los guías atosigan al turista, coreano o no, para que suba a caballo. Los pícaros llegan a mentir sobre la distancia de la cima. El trayecto, de unos 20 minutos, a lomos del equino cuesta más de 1.000 pesos (22 dólares o 14 euros).  

Algunos de los guías no superan los 12 años. Suben descalzos la polvorienta ladera, mientras guían al caballo con el turista a lomos. Un refresco de cola les espera al final del trayecto, en la cima, como recompensa.

Está prohibido bajar al cráter, si bien no hay mucha seguridad en el perímetro aparte de una puerta atada con una cuerda para bloquear el sendero. Nemesio y su equipo del Cabildo de Tenerife tenían permiso especial por tratarse de un estudio científico.




Nemesio Pérez y su equipo rodeados por niños que viven en la falda del volcán

El Taal entró en erupción por última vez en 1977, sin mucha virulencia. En 1911 tuvo su mayor explosión y, con la fuerza de una bomba atómica, expulsó grandes cantidades de lava y humo tóxico. Miles de personas han muerto en el pasado siglo a causa de este volcán.



Dos vulcanólogos caminan por el interior del cráter

Muchos no temen a este volcán, o lo temen menos que a la pobreza, y se han instalado en su falda para ganarse la vida como guías. Un motor de gaóleo les suministra de electricidad durante las horas oscuras de la tarde. Las barcas van y vienen continuamente con alimentos y otras provisiones. Incluso hay un colegio en la isla-volcán para los niños que viven allí.

Vulcanólogos filipinos me contaron que el peligro consiste en la expulsión de nubes tóxicas. Muchos habitantes del volcán no tendrían tiempo suficiente para cruzar en barca el lago. En la orilla opuesta también hay poblaciones instaladas en lugares potencialmente peligrosos.


Una residente del volcán guarda refrescos en hielo



Guía, éste con sandalias, con su caballo posa en el camino que lleva a la cima

Bangsamoros y filipinos II

Andan otra vez a tiros el Ejército filipino y la guerrilla musulmana en Mindanao, al sur del archipiélago. El proceso de paz se encuentra en cuidados intensivos, a punto de sufrir un ataque de olvido y traición. Filipinas, un estado casi fallido, donde pocos confían en la policía y nadie en los políticos. Cuando se resuelva el conflicto, si se resuelve algún día, poco cambiará para el ciudadano común. Él pagará sus impuestos y el alcalde o gobernador de turno robará y comprará votos, de forma directa o indirecta. Alea jacta est!

El arte de regatear en Filipinas

(La inflación galopa a sus anchas en Filipinas, por lo que los precios indicados abajo pueden variar en un tiempo relativamente corto)

No voy a hablar de fútbol, deporte que apenas cuenta con seguidores en el archipiélago filipino. Allí prefieren el baloncesto importado de los EE.UU.. Yo quiero comentarles otro tipo de regate económico, el regateo o el "bargain", que dirían los angloparlantes.

Si vas a visitar Filipinas, prepárate para ver playas paradisíacas, lugares extraordinarios para practicar buceo y, generalmente, gente amable y sonriente. Y teme, al menos, una cosa: los taxistas.



Los taxistas de color amarillo y verde son los más fiables

Es más fácil encontrar a un político que diga lo que piensa que a un taxista que ponga el taxímetro sin rechistar. Nada más aterrizar en el aeropuerto de Manila, uno se encuentra con un calor tropical, húmedo y espeso, y a los taxis "oficiales", que cobran cuatro veces la tarifa normal a cambio de tener sillones de cuero. Su tarifa sería unos 400 pesos (9 dólares o 6 euros), en lugar de los 130 pesos (2,7 dólares o 1,7 euros) que cuesta ir del aeródromo al centro de Manila en un taxi común.

Por regla general, el conductor de un taxi filipino (la mayoría en estado cochambroso) pondrá en efecto la estrategia del despiste y no enchufará el taxímetro. Unos pocos lo pondrán si se lo pides, mientras que la mayoría intentarán regate económico. Comenzarán pidiendo el doble, triple o cinco veces de la tarifa justa, según la cara de "pringao" que te vean. En esta tesitura, si no conoces más o menos el precio del trayecto, lo mejor es bajes del coche y busques otro taxi.

Tomar un taxi en Manila requiere para a varios hasta que uno acepte una tarifa razonable. En caso de llevar prisa, siempre puedes negociar pagar entre 20 y 50 pesos más por la carrera.

La cuestión no siempre se limita al tema del pecuniario, no. En ocasiones, rehúsan llevarte a alguna parte de la ciudad porque hay mucho tráfico, esta lloviendo o no tienen ganas.

Por cierto, confía en los amarillos. Los taxis amarillos y verdes suelen ser más honrados. La mayoría son de color blanco.

La pobreza es un factor importante para que los taxistas filipinos, al igual que otros sectores que viven del turismo, intenten sacar algunos pesos a los turistas y extranjeros. Aunque, como me dijo mi amiga Shay: "A pesar de que éstos conducen cómodamente con aire acondicionado, no como los conductores de los 'bicitaxis'".


Uno de los populares y contaminantes jeepneys

Manila tiene uno de los peores sistemas de transporte del mundo. En hora punta -y el resto del día casi igual- las calles se sobrecongestionan con coches, taxis, "jeepneys" (híbridos de jeep y autobús) y furgonetas. Otra solución son los triciclos o monotaxis de tres ruedas, aunque la cantidad de polución que vas a tragar te va a quitar varios meses de vida.

Ya sabéis, como decía aquel anuncio en España:
-¿Me lleva a Lugo?
-Son diez mil- responde, categórico, el taxista.

Precios de otros medios transporte en Manila (donde no tengrá que regatear):

Tren: 12 a 13 pesos, aunque suelen ir atestados de gente y no cubren muchas zonas de la ciudad.

Triciclo: 7 pesos. Cubren un distrito limitado de la ciudad. Manila es enorme (más de 10 millones de habitantes).

Jeepney: 8,5 pesos. Realizan recorridos fijos y realizan paradas allá donde el pasajero indique al conductor. El medio de transporte mas popular en el país, son muy pintorescos y de los vehículos más contaminantes.

Furgoneta: 60 pesos. Algunas están en buen estado.

Autobuses de línea: unos 12 pesos.


viernes, 1 de agosto de 2008

Coronación de un rey feudal con acento británico


L
legó en una flamante limusina negra entre los vítores de un grupo de súbditos del archipiélago de Tonga, un pequeño reino en el océano Pacífico. El rey George Topou V fue coronado hoy ante unos 1.400 dignatarios de todo el mundo, entre los que se encontraban el príncipe heredero de Japón, Naruhito, la princesa tailandesa Maha Chakri Sirindhorn y los duques británicos de Gloucester.

La ceremonia se ha desarrollado con gran boato y magnificencia. El nuevo rey se ha gastado 2,5 millones de dólares o 1,6 millones de euros procedentes de las arcas estatales, la mitad del presupuesto de Tonga. Con un Parlamento elegido mediante un sistema semifeudal, no extraña que nadie haya levantado la voz ante tamaño despilfarro de los fondos públicos. La mitad de los parlamentarios son elegidos por la nobleza y la otra mitad por los plebeyos, mientras que el monarca designa a todos los ministros del Gobierno.

Tonga, que mide apenas 718 kilómetros cuadrados y cuenta con 119.000 habitantes distribuidos en más de un centenar de islas, es uno de los países más pobres y pequeños del mundo.





Topou V, de 60 años, recibió la corona de su país mediante el rito cristiano, sentado en un trono dorado de casi 2,5 metros de altura y ataviado con una capa aterciopelada que le caía a los pies.
El soberano del Pacífico se educó en la Universidad de Oxford, habla con exagerado acento británico y a veces lleva monóculo. Son conocidas sus aficiones a llevar trajes ingleses de tweed y a jugar con soldaditos de plomo. Con sesenta años y soltero, le fascina recrear batallas navales en la piscina.

Últimamente, Topou V se pasa gran parte de su tiempo en Internet y jugando a juegos de ordenador. Promete que va a traer reformas políticas a su país y convocar elecciones democráticas en 2010, lo que no parece convencer a los activistas de su pequeño país, que aspiran a ampliar los estrechos resquicios de libertad.

Por el contrario, el anterior rey, Tupou IV, que reinó entre 1965 y 2006, se granjeó el aprecio se su pueblo. De joven batió récords como deportista y años más tarde, en 1976, consiguió entrar en el libro Guinness como el monarca más gordo del mundo por pesar 209 kilos.

sábado, 26 de julio de 2008

La dama de Birmania

"'Ocurrió justo antes del amanecer', me contó, 'cuando la aldea todavía dormía'. Los soldados del Tatmadaw -el Ejército birmano- empezaron a prender fuego a las cabañas. Alertados por sus perros, la mayoría pudo escapar de las llamas, pero otros no. (...) tres chicas fueron violadas por los soldados a punta de pistola en frente de sus familias. Mataron de un disparo al padre de una de ellas por tratar de evitarlo.'"

Así comienza la biografía de la líder opositora birmana y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi: "Perfect Hostage" ("Perfecta rehén" en español), publicada por la editorial Hutchinson en 2007. Su
autor, el periodista y escritor Justin Wintle, realiza una fiel semblanza de Suu Kyi, quien se ha convertido en un icono de la libertad a la altura de Mahatma Gandhi, Nelson Mandela o Martin Luther King.

Birmania ha conseguido colarse en las portadas de los informativos internacionales "gracias" a la devastación que provocó el ciclón "Nargis" el pasado mes de mayo, que causó 134 muertos y desaparecidos y 2,4 millones de damnificados. La Junta Militar también se ha arrogado el protagonismo por su resistencia a permitir la entrada de ayuda internacional, lo que ha intensificado el sufrimiento de las víctimas.



Este libro aborda la vida de una figura icónica en el movimiento democrático de Birmania, una luchadora por la democracia, Suu Kyi, que por ello ha pasado casi 13 de los últimos 20 años bajo arresto domiciliario. La heroína birmana ha denunciado las atrocidades y los abusos de los militares birmanos y ha luchado por devolver la dignidad que su padre imprimió al Ejército de su país. "Por favor, utlizad vuestra libertad para promover la nuestra", dijo en un discurso leído por su marido ante las Naciones Unidas. 

El régimen de Birmania, al que los militares rebautizaron como Myanmar, lo ha intentado casi todo para acallar su voz y a sus seguidores. Varias veces le ha tendido, a forma de trampa, un puente de plata para que abandone el país. Pero Suu Kyi, hija del padre de la patria, Aung San, se aferra al compromiso que adquirió hace dos décadas para con su pueblo en favor de la libertad y la democracia.

Los militares gobiernan Birmania desde el golpe de estado de 1962. Sus matones y fuerzas de seguridad se ceban tanto con los grupos prodemocráticos como con las minorías étnicas. El extracto del libro que transcribo arriba relata una de las habituales incursiones del Ejército contra la tribu de los karen, en lucha armada desde finales de los años cuarenta por la autonomía de sus territorios.
Para entender a Suu Kyi, hay que conocer también la historia del país y de su familia. Wintle estuvo tres años recabando información, lo que resulto harto difícil, ya que la Junta Militar no le permitió reunirse con la líder opositora.



Suu Kyi, que llegó a Birmania en 1988 tras varios años residiendo en el extranjero, fue puesta bajo arresto domiciliario por vez primera en 1989 y, tras dos breves periodos de libertad, los militares la confinaron por última vez en 2003 en su vivienda, donde continúa con su resistencia pacífica.

El autor de la biografía se sumerge en la historia de Birmania y desentraña los entresijos de las vidas de Suu Kyi y su venerado padre, intocable incluso para el régimen militar. Wintle no soslaya las debilidades de la líder opositora, quien estudió en la Universidad de Oxford, donde luego la rechazaron para realizar un doctorado. Llegó a escribir un libro sobre su país en el que omitió los estragos causados por la Junta Militar. Wintle también explica su empeño en lograr la reconciliación entre Junta Militar y la sociedad birmana y su adhesión incondicional a la no violencia.

Sin embargo, su sacrificio han elevado a Suu Kyi al estatus de heroína. Sus seguidores la llaman "La dama" para evitar las represalias del régimen, que encarcela, tortura y asesina sin pudor a sus seguidores. En su afán para desmoralizar a Suu Kyi, los militares impidieron que se despidiera de su marido, que murió de cáncer en Inglaterra en 1999, y limita las visitas de sus dos hijos.

Aun aislada en su castillo de diamante en el número 54 de la Avenida de la Universidad en Rangún, el espíritu de Suu Kyi es un aliento de esperanza en cientos de miles de corazones en Birmania.

lunes, 21 de julio de 2008

Bangsamoros y filipinos

El Gobierno de Filipinas y los rebeldes del Frente Moro de Liberación Islámica o FMLI firmarán en agosto, si la suerte nos acompaña, un acuerdo sobre los dominios históricos de los musulmanes en el sur del país, la región de Mindanao. La intención del FMLI es celebrar un plebiscito en distintos lugares para que la población vote si se une a la Región Autónoma del Mindanao Musulmán.

El principal escollo de las negociaciones es que la mayoría de la población en Mindanao es católica, tras años de colonización española, estadounidense o por la migración del norte del país. No obstante, los bangsamoros siguen reclamando el derecho sobre las tierras. Curiosamente, Mindanao es la región más pobre económicament y de las que mayor rigueza en recursos naturales tiene.

En 1990 se creó la Región Autónoma del Mindanao Musulmán, la única zona con cierto autogobierno en el archipiélago. Esta unidad administrativa, sin embargo, sólo ocupa una parte menor de Mindanao.

Si el Gobierno firma la paz con el FMLI, se extinguirá la guerrilla musulmana tras los acuerdos alcanzados con el Frente Moro de Liberación Nacional en 1996.

El conflicto separatista ha causado más de 120.000 muertos desde los años. El FMLI cuenta en este momento con cerca de 12.000 combatientes.

Las diferencias en el día a día de cristianos y musulmanes serán más difíciles de limar. Hay desconfianza, recelo. En una visita que hice a Cotabato, me advirtieron de que cualquier malentendido puede terminar en un conflicto étnico-religioso: "Si atropellas a la cabra de un musulmán, te pedirá que le recompenses por la pérdida del animal, la de su descendencia y por el dolor causado al dueño. Mejor pagar en el momento". Esto me lo dijo, por descontado, un católico
.